lunes, 11 de junio de 2012

III Trail Alpujarra

Otro año mas estábamos a las 11 de la noche en la gasolinera de Lanjaron para irnos hasta Cadiar y disfrutar de la noche alpujarreña. La temperatura era ideal, la noche despejada. Solo cinco chalaos de esta locura que es la montaña salimos cargados con nuestras mochilas y bastones dirección a Orgiva , nuestra primera etapa. La foto de rigor bajo el letrero del sendero que va a Tello (de bastante mala calidad).



Las primeras rampas que nos suben por el camino de la ermita de San Sebastian  hasta el Tajo de Cruz. El camino combina senda y pista en este primer tramo hasta que dejando el cerro del Castillejo a nuestra izquierda ya tomamos una senda que nos va bajando hacia Orgiva. Hay un par de tramos de un desnivel fuerte y en muy mal estado con mucha arenilla y piedra suelta. El ritmo es muy tranquilo , estamos ahorrando fuerzas para la madrugada. El cielo está estrellado y la noche se presenta muy benévola. Llegamos a Orgiva sin ningún imprevisto, los bares cerrándose, la gente nos mira con cara de sorpresa como todos los años( que hacen estos locos, vestidos tan raro un viernes por la noche?)


David con el emblema del Club AJOPO

Después de salir de Orgiva hay unos 5 km. por asfalto en dirección a las pedanias de Los agustines  y Tijola, que transcurre por cortijos entre olivares ,almendros, limoneros y huertas. Es una zona preciosa donde se ven muchos coches aparcados de giris que se han venido a vivir a este paraíso que es la Alpujarra. Ya dentro de los Agustines hay que girar en un lugar que apenas está señalizado, pero que nosotros ya conocemos, para enfilar una senda entre eucaliptos y adelfas, muy frondosa, que nos sube a la acequia de las Ventanas, que cruzamos por una laja que hace de puente, hasta llegar a la pista forestal donde a nuestra derecha dejamos el cortijo Cuatro Vientos. La luna está saliendo y empieza a iluminar la noche. Está cambiando la atmósfera nocturna con esa luz que nos da el astro lunar y que hace que podamos divisar con claridad todas las montañas que nos rodean y dibujar sus contornos. Vamos muy bien de fuerzas pues estamos regulando para todo lo que nos queda por delante. Cruzamos  el río Cadiar por un puente de frágil construccion, que este año hemos visto en peor estado que el año anterior. El río baja con muchisimo menos caudal. Este año se nota que ha sido mas seco. El camino vuelve ahora por el otro lado del rio hasta la Junta de los Rios. Alli está el camino que pasando el cortijo Valero (donde vive el escritor Chris Stewart) sube por la zona de El Picacho, El Duque hasta llegar arriba de la sierra de Mecina, un poco por debajo del Pico cueva del Aguila (1205m).Nosotros nos hemos quedado a 1075m. Ya estamos viendo las luces de los pueblos alpujarreños de la Taha de Pitres.
Algibe abandonado en lo alto de Sierra Mecina

La bajada hasta Mecina Fondales va por el llamado sendero medieval, que cruza el rio Trevelez por un puente romano, en un paraje de gran belleza. En Mecina Angus y David se quedan por problemas fisicos y con mucho a su pesar se quedan a tomar el bus que les llevara a Lanjaron.
Después de una pausa en Mecina , el siguiente tramo va hasta Busquistar, pasando por Ferreirola, por una senda preciosa que entre mucha vegetación y el amanecer nos hace disfrutar de uno de los tramos mas bonitos del Trail. Volvemos a cruzar el rio Trevelez para enfilar la subida que va entre el cerro del Conjuro y el Picón de las Carigüelas. Podemos ver las minas del Conjuro en su total abandono.

Cruzando el rio Trevelez

Ya solo quedan cuatro km. para llegar a Cástaras. Llevamos ya  43km. No tomamos la senda que va Notaez, sino que acortamos por la carretera, por la que no pasa ningun coche a esta hora de la mañana. A las 8h. llegamos Cástaras donde ya hemos quedado con el dueño del bar para que nos abra para tomar un buen desayuno. Pedazo de bocata con jamón. Ni geles , ni barritas ni ná. Un buen bocata¡¡¡

caras de cansancio antes del desayuno
Aqui se nos añade Hugo, que nos acompañará hasta el final. Le disculpamos que haga solo este tramito porque esta saliendo de su fascitis plantar y no debe forzar para llegar bien a Peñalara.
Hugo en la sala de espera de la curandera Pura, para lo de su fascitis plantar.


Después de reponer fuerzas, y con un día soleado y temperatura ideal, cogemos el camino hacia Nieles. Pasamos por delante de otra zona minera en abandono, como eran las minas de mercurio que había en la zona. En Nieles bajamos por una zona de huertas hasta la Rambla de Nieles y desde aquí rodeamos por una senda bien frondosa el Cerro Lobrascon hasta tomar una pista que entre subidas y bajadas nos llevará a Lobras. Aquí parada tradicional en la fuente que hay en el pueblo para refrescarnos.

la fuente de Lobras
Ya queda poco. De Lobras a Cadiar abandonamos la GR-142 para tomar el GR-7. Este transcurre mas cerca del rio Guadalfeo. Bajamos hasta la Rambla de Albayar  y después de una subida entre cultivos de almendros y monte bajo aparece la ribera del Cadiar que se distingue por su verdor y sus preciosas huertas que están a su vera. En una ligera subida de forma constante llegamos a Cadiar.

Lugareño en pleno trabajo
Han sido 50 km. Son las 11.20h. Como hemos llegado muy pronto Hugo tiene la feliz idea de ir a comer a La Alquería de Moraima. El único inconveniente es que no sabemos donde está exactamente. Eso quiere decir que encontrarla nos supondrá unos 5 km. mas y una buena subida añadida. En total serán 55km. y un nivel positivo acumulado de 2600m. 
En la Alquería celebramos el final del Trail con una buena comida y unas frequitas cervezas, acompañados por nuestro amigo Luisma que ha venido a rescatarnos.
Como siempre ha sido una experiencia maravillosa, acompañado de gente maravillosa, que tengo el privilegio se compartir nuestra amistad y mis buenos ratos en la montaña , en la naturaleza. Gracias a todos por estar ahí, a Aaron , Antonio, Angus, David y Hugo y a los que sé que queríais venir y no habéis podido y estar a mi lado.





3 comentarios:

  1. Gracias a ti por generar este reto tan bonito que, seguro, seguirá creciendo cada año.
    Un apunte: la idea de comer en la Alquería no fue mía. Sólo falta que lo lea mi hermano. Jaja. EN cualquier caso bien mereció la pena.
    Las fotos de la alquería en HAN ADVEDTURES coming soon.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Ximo, por darme la oportunidad de haber podido realizar este reto a vuestro lado y de haber disfrutado de la experiencia de tantas horas y kilómetros de montaña. El ambiente fue genial y me sentí como uno mas, espero que disfrutemos igual en Peñalara y pasemos un buen fin de semana.
    Hugo, no se si Aaron lo ha leído, pero el inventor de los 5 km finales, ¿no se yo quién fue?
    Es broma, mereció la pena y mucho.
    Un abrazo y no vemos el 22.

    ResponderEliminar
  3. Ya lo decía el torero: ¡Es que hay gente "pa tó"! Yo soy más de sillón, pero admiro ese sentido vitalista.
    Un abrazo y queda pendiente un café (o en sudefecto, una birra fresquita).

    AG

    ResponderEliminar

VIII Trail Nocturno de la Alpujarra

Ya queda menos¡¡¡¡¡ Ya tenemos el desayuno confirmado en Nieles,(Bar del Hogar del Pensionista) en esa magnifica terraza con vistas a la...